A ti, frutero,
¡MUCHAS GRACIAS!
GRACIAS POR ESTAR AHÍ CADA DÍA
Y POR SER NUESTRO ASESOR, CHEF, CONSEJERO...
¡Y MUCHO MÁS!